martes, 25 de junio de 2013

Juan Navidad: La vida te da sorpresas

Y no basta con decir, espera y verás. La vida siempre trae sorpresas...
 Pero no hay que esperar. Hay que seguir haciendo lo que uno tiene/tenga que hacer.
Y mientras hacía lo propio...ring, ring, ring... Juan Navidad llamó por teléfono desde Nueva York.
¿Quién es Juan Navidad? ¿Por qué se llama así? ¿Cuándo y por qué se puso tal nombre?
Ya está bien de que demos respuestas a todo.
Sólo puedo adelantar que haría ¿tal vez 22 años? que no oía su voz. Y de repente, como un sortilegio, como si Puck hubiera echado los polvos mágicos en el teléfono... la magia de una llamada.
Juan Navidad -entonces se llamaba de otra forma- formó parte de mi vida hará... 31 años.


Fue uno de mis primeros alumnos en una época dorada. Dorada por la edad, por el entusiasmo, por los proyectos entre los jóvenes de aquella generación: teatro, viajes, certámenes literarios y musicales, tardes locas del viernes a última hora en las clases de inglés o en las de literatura... en Yurre/Igorre.
Creatividad en estado puro, algo a menudo despreciado en las aulas. Aire fresco, recuerdos imborrables.
Juan Navidad,  aquel adolescente de finales de los 70, cogió el testigo y sacó lo mejor de él. ¿Cómo? Descubriendo su propia creatividad, paso a paso, día día, década a década.
Si tienes curiosidad, sólo tienes que pinchar aquí:
Nada muere. Todo se transforma.

(En las fotos, Certamen Literario donde Juan Navidad recogió su premio y reconocimiento)



1 comentario:

Juan Navidad dijo...

Hola "profe",
entro de nuevo al tema que me dedicaste con fotos y recuerdos incluídos tras nuestro reencuentro en la distancia. Fue un gran detallazo, como siempre. Han pasado cuatro años. Y entonces yo escribí un comentario. ¿Qué habrá pasado con él? Buena pregunta. Se habrá perdido allá por el ciber-despacio jejej

Por supuesto, tras estos cuatro años y con la memoria de pez que tengo no me acuerdo el rollo que sin duda te solté entonces. En fin, te escribo este otro comentario más corto para que sepas que te estoy inmensamente agradecido por aquellos años cambiavidas y porque sé que se has cambiado con certeza a miles de personas en tu trabajo y en la vida. Si hubiera dos mil o tres mil como tú en el planeta, nada malo de lo que nos asola existiría...

Un abrazo gigante desde Nueva York,
Juan Navidad
Mira la locura en que estoy ahora mismo...
http://miguelhernandezennuevayork.com