jueves, 9 de septiembre de 2010

Camino de Santiago, 2.010 - Presentación

Camino de Santiago 2.010




1.- Introducción


Hacer el Camino de Santiago y no aparecer en una foto, de cámara propia o ajena, o no escribir o contar sobre dicha andadura, es prácticamente imposible, increíble e inexplicable.

No importa los motivos que uno haya encontrado para decidirse a hacerlo (primera tautología del camino ): creyente o ateo, de a pie o a caballo, clérigo o laico, aventurero o flemático, necesitado u obligado por las distintas circunstancias de la vida, todos, absolutamente todos, observan, escuchan, perciben, sienten, se cuestionan, transforman algo.

El acerbo popular lo explica con el verbo “engancha”.

Sobre el Camino de Santiago nunca está todo dicho, pues se hace, se renueva cada día del año. Curiosamente, por otra parte, al hablar de él toda explicación resulta tan elemental para el que la escucha –algo así de fácil como dar una patada a un balón- que la ausencia de universos desconocidos, grandes cataclismos, éxitos espectaculares... parece abocarlo a una sencillez inexplicable. Entonces, ¿cómo es posible que los libros sobre el Camino de Santiago sean best-sellers en Corea, que no exista país europeo que no ofrezca sus buenas guías sobre él o que sea uno de los temas recurrentes y estrella para escribir en nuestra lengua y país?

Engancha.

Si uno entra en la red, terminará borracho de guías, ahíto de imágenes, abrumado de textos, análisis, simbología religioso-escatológica, experiencias…

¿Por qué escribir, pues, uno más? –se preguntará el lector.

Y la respuesta es que cuanto más vivimos, más constatamos que la vida de todos los humanos es tanto más parecida –con la pequeña variante del status social- y eso mismo hace que cada vivencia aporte, esclarezca, evidencie distintas y semi escondidas partes de esa igualdad.

Como muchos, fui san saber con exactitud el por qué, por más que diese una respuesta contundente y precisa para las estadísticas al pedir la Credencial del Peregrino. Pero, después de las 13 primeras etapas –de Roncesvalles a Itero de la Vega- estas son algunas de la joyas que me esperaban por descubrir.

Buen camino.

Nota: A partir de esta introducción, semanalmente aparecerán dos artículos sobre la experiencia de dicha andadura.

1 comentario:

ebmhm dijo...

It's on my life's plans to do that. My brothers already did it, and they liked it. See you, Charles.